Translate

domingo, 22 de enero de 2012

THE ADEVENTURE OF SORKEN: 2. La Inesperada Batalla


2. La Inesperada Batalla




Había despertado de un misterioso sueño, estaba hambriento, quizá algo traumado.
Caminó hasta llegar a las escaleras que subían hacia arriba. - Durante el camino se podía escuchar algunos gruñidos de su estomago.

En la planta de arriba, esta la habitación de Doldo, un salón y la chimenea con su hoguera, parece muy acogedora. También tiene muchos tipos de alimentos y algunos cuadros bastante bonitos…

Subí las escaleras, arriba estaba Doldo tomando un café. Es un tipo bastante viejo, calvo, con barba larga blanca muy parecido a Zarfan, solo que llevaba una túnica marrón y no usa bastón. Doldo pudo ver a Sorken como se acercaba hasta el…

Doldo - Buenos días Sorken ¿Que tal estas? – Sonrió.
Sorken - Me duele la cabeza abuelo y tengo hambre, no he dormido bien. – Hablaba mientras tenia la mano en la cabeza.
Doldo - Has dormido Veinte y tres horas seguidas y ¿no has dormido bien?, vaya, te dije que no te forzaras tanto.
Sorken - Pero abuelo, solo quiero que estés bien, eres el único que me queda en la familia. También aprovecho todo para mantenerme en forma.
Doldo - Deberías preocuparte mas por ti, yo soy mayor y debes aprender a cuidar por ti mismo, de todos modos te lo agradezco. Escuche gritar ¿Tuviste otros de esos sueños? – Pego un sorbete de la taza.
Sorken – Si... – Se rasco la cabeza.
Doldo - Bueno, quizá no fue para tanto, algún día lo comprenderás... jejeje…
Sorken - Mmm... – Puso una cara algo confundida…
Doldo - Tendrás bastante hambre, aquí tienes tu café. Bajare un rato, te are comida. Te espero abajo.

Doldo bajó por las escaleras, ese tono de preguntas parecía como si el supiera algo. Pero no dijo nada simplemente se fue… Sorken cogió su taza de café.

Sorken - Aquí esta el café que me preparo el abuelo. – bebió un poco - Que bueno esta. – Con una cara bastante alegre se lo tomo de un trago.- Iré abajo a ver que prepara el abuelo.

Después de todo, para Sorken era como otro día más a pesar de ese sueño, ni le importaba. Ahora solo tenia hambre, es un tipo comilón. Aunque puede aguantar bien.
Bajó y su abuelo estaba preparando algo en la cocina, una especie de guiso especial, del que tanto le gustaba a Sorken. Nada mas oler se le caía la baba…

Sorken – MMM… ¿Que preparas abuelo? ¿Tardaras mucho? – Chorreándole la baba…
Doldo - Me temo que aun le queda un rato, se me olvido las especies. Porque no subes arriba.
Sorken – Claro, enseguida vuelvo.

Las especies del abuelo son algo raras, muchas veces prepara comida en el pueblo para muchos, la comida es muy abundante, quizá tuviera algún secreto. Que suerte tener un abuelo así… Sorken fue a por las especies que justo estaban en la planta de arriba, donde siempre las deja el abuelo. No estaban nada escondidas. Bajó tan rápido como pudo y le entrego a su abuelo lo que necesitaba.

Doldo - Muchas gracias, eso lo que quería. Me llevara un tiempo, porque no vas a Grantai, al poblado suroeste de aquí. Toma algo, esto te calmara hasta la hora de comer.

Le dio algo de picoteo en una bolsa y un trozo de pan.

Sorken -  jajaja… De nada. – Sonrió- No es mala idea, - respondía mientras comía como un loco.- Volveré pronto. ¡¡Hasta luego!!
Doldo – No vengas muy tarde.

Sorken se puso en marcha, para su viajecito, se lavo la cara, ya que aun estaba medio sobado.
Se puso su cota mallas, su capa azul y las botas. Cogió la espada, pues en el bosque nunca se sabe que podía pasar, esta lleno de insectos gigantescos y animales violentos.
Nada mas salir por la puerta fue a un pequeño lugar donde tenían enterrado a su madre y su padre, cual no llego a conocer. Guardo unos minutos en silencio y continúo el viaje.
El bosque es inmenso, tan grande como para perderse fácilmente en dar 4 pasos…
Para él no era nada difícil, pues se sabía cada lugar, y cada camino de memoria. Se había criado en el Bosque de Helikin, un lugar peligroso. La cual, su casa estaba muy bien protegida.

Caminó un buen rato y cortó algunos matojos, ya estaba casi en la salida. Pero de repente se escucho un rugido muy fuerte y el suelo temblaba…

Sorken – Seguro que es otro de esos malditos monstruos. – Se encaraba en posición.

El temblor es cada vez más fuerte, y los gritos podían reventar oídos… Se acercaba a una velocidad inesperada… En un mínimo momento Sorken tenia delante de sus ojos a una bestia, no, no es una bestia. Es algo sobrenatural… Algo que nunca había visto.

Sorken – ¿Pero que demonios? – Miro a lo alto

Es una especie de insecto pero al mismo tiempo una bestia. Su increíble velocidad podía reforzar el efecto del par de guadañas que posee en los brazos, que ya son de por si, parecían contundentes. Podía verse que eran capaces de cortar grandes troncos de un solo tajo. Esta diseñada exclusivamente para matar.
No solo eso, también tiene cuatro pinchos en su cabeza que varia según el movimiento, con grandes pies y garras en ella, tanto por delante y por detrás. Es de un color verde mezclado con marrón… Su altura podía ser de unos 4 metros... Su movilidad era felina.

Sorken - ¡Mala suerte! , esta me va costar…

Debía derrotarlo y luego salir de allí. La batalla comenzó. La criatura empezó a lanzar rápidas estocadas con sus guadañas, Sorken las esquivaba una y otra vez.
Sorken estaba acorralado contra un par de troncos. Se subió con una pirueta, aprovechando el saltó y golpeo sobre su brazo.

Sorken – Cut shock!!

En un rápido movimiento le dejo paralizado un momento y volvió al suelo. Al caer la criatura intento atravesarle con un escupitajo cual parecía toxico, Sorken rodo y se levantó. Aprovechó y corrió hacia ella, sabía que era especialmente débil en aquel momento. Por motivos de movilidad la criatura se echó atrás en un movimiento no muy rápido. Parecía ser que la memoria de Sorken era bastante buena después de todo.

Sorken – jajaja… ¡Crees que podías vencerme!

La criatura estaba acelerada, aunque lenta por el espadazo de Sorken. Ahora era muy vulnerable. La criatura preparo algún tipo de sorpresa y es que saco unas enorme alas. Si la Criatura podía volar, avanzo tan rápido hacia Sorken, preparando un fuerte ataque, ahora sus cuchillas brillaban más que antes…. En un momento Sorken se concentro pero no le dio tiempo suficiente como para esquivar por completo esa sorpresa.

Sorken – ¡Aaaah! Maldita, me las pagaras. Esta vez no fallare.

Sorken se levanto y cambio la dirección hacia la criatura. La criatura preparaba una especie de tornado y lo echo. Sorken fue contra ella, el tornado podía verse como traspasaba a Sorken, pero no, había desaparecido como un fantasma, dejando una pequeña sombra e imagen delante, donde el tornado paso.
La criatura estaba muy confusa miro hacia todos los lados pero Sorken no estaba allí. En ese mismo instante en lo alto se podía ver como Sorken preparaba una especie de técnica con la espada que iba bocajarro hacia la criatura sin apenas darse cuenta.

Sorken - Court-blind!!

Sorken aterrizo en el suelo, con una pose mientras guardaba su espada. La criatura podía verse como se separaba por la mitad, se desangro completamente, se podían ver todos los órganos y huesos. Sorken la había partido en dos, era algo alucinante.

Sorken – Uf, fue un poco molesto. ¿De donde ha salido? Bueno, es igual debo continuar.

Avanzo su camino estaba prácticamente en la salida del bosque, pero podía ver como a lo lejos se le acercaba alguien, pegando gritos. Era su mejor amigo Sen.
Sen tiene el pelo verde y cortó. Ojos marrones, y con una especie de casco que le protegía la cabeza, un jersey gris, armadura, pantalones vaqueros y zapatillas. Para pelear usa nudillos de combate.

Sen - ¡Hola! ¿Ey tío Como te va?, iba a tu casa a buscarte. – Venia feliz.
Sorken - Bien, he tenido otro de esos sueños. – Con cara de cansado.
Sen - mmm... Supongo que es un sueño nada mas... Tanta tarea y tanto estrés hace que tengas pesadillas, deberías descansar más y tómatelo con más calma ¡Vaya te sangra un poco el brazo! ¿Estás bien? – Pregunto sorprendido -
Sorken – Si, No te preocupes. ¿A que venias a buscarme? –Sonrió.
Sen – Si tu lo dices… - Miraba raro a Sorken.- ¿Iras hacia Grantai, el pueblo sureste de aquí?"
Sorken – Si, ¿por?
Sen - Lo imaginaba. La verdad es que encontré algo curioso en el pueblo y pensé contar contigo. – Poniendo cara de listillo.
Sorken - ¿Algo curioso? – Sorken puso cara de pensar que tramaba algo…
Sen - Si, vamos ya lo veras.

3 comentarios:

  1. Hay algo que no entiendo bien, mezclas en la narración el presente y el pasado... ¿en qué tiempo está?

    Otra cosa cuando Sorken va ha buscar los ingredientes... son espeCIAS ¿no? se refiere por ejemplo a romero, orégano y esas cosas, no a espeCIES como por ejemplo de animales ¿o como?

    ResponderEliminar
  2. En realidad quiero escribirlo en pasado, pero me lio mucho con ello. Es la primera vez que escribo. Lo editare a ver…

    Sin, son especias. Pequeño fallo. XD

    Gracias por el comentario. Intentare mejorar

    ResponderEliminar