Translate

viernes, 17 de agosto de 2012

'New Super Mario Bros 2'



‘New Super Mario Bros. 2’ debuta hoy en España. Su anuncio en el E3 pasó un poco desapercibido, quizá en parte por la algo irregular conferencia de Nintendo. Más de lo mismo, una aventura 2D englobada dentro de la familia ‘New Super Mario Bros’. Mientras preparamos nuestro análisis, vamos con una toma de contacto para ir abriendo boca.

New Super Mario Bros. 2. Cuando algo funciona, no lo cambies. Bueno, un poco al menos

Creo que a estas alturas, tras casi 27 años de juegos de Super Mario, el argumento no va a hacer que nos echemos las manos a la cabeza. La princesa Peach, sorpresa, ha sido secuestrada por Bowser con ayuda de sus hijos, la tropa de Koopalings que debutó en su día, hace 24 años, en ‘Super Mario Bros 3’.


No necesita nada más. Estamos ante una aventura que todos conocemos y la historia es lo que menos nos preocupa. Los elementos que deben marcar la diferencia son la jugabilidad, el diseño de niveles y la duración (a la que habría que añadirle la rejugabilidad). De momento, tras jugar unas pocas horas, estas son nuestras impresiones.

Empezamos a jugar en la primera pantalla. Clásico escenario fácil para hacernos con los controles y calentar un poco. Nada nuevo bajo el sol pero ya hay un detalle interesante: la jugabilidad. Mover a Mario por el escenario es tremendamente preciso y la respuesta de los controles es simplemente perfecta, empezamos bien.

Acabamos el nivel, fácil, insípido y con una ligera sensación de déjà vu: este nivel lo habré jugado como cien millones de veces. No le doy especial importancia, al final y al cabo es el comienzo, un poco de entrenamiento tras tanto tiempo sin jugar un Mario 2D.

Seguimos con el resto de niveles. Veo que los poderes son herencias y clásicos indiscutibles de otros juegos: la flor de fuego, la hoja para convertirnos en mapache, el champiñón diminuto, el gigante, la estrella y…un nuevo invitado: la flor dorada. Un elemento que, junto a otros detalles del diseño de niveles, nos muestran el foco de esta nueva aventura: las monedas.

Atrapa un millón…de monedas

Durante años, y juego tras juego, hemos recolectado las dichosas monedas. Hemos disfrutado con el placer de conseguir 100 y ver cómo el juego nos recompensaba con una vida y el clásico sonido de una vida extra. En esta ocasión Nintendo ha querido que además de rescatar a Peach también cojamos todas las que podamos, pero a lo bestia.


Eventualmente, en los diferentes niveles encontramos pequeños detalles que harán que aparezcan monedas por doquier: una plataforma a la que en principio no teníamos que saltar hace que aparezcan monedas, atravesar un aro dorado para convertir a todos los enemigos en este elemento…

Es como si Nintendo quisiera añadir una chispa dorada a los escenarios. Ya no se trata sólo de acabar las diferentes pantallas sino también de conseguir todas las medallas. Ahora tenemos dos objetivos: rescatar a Peach y conseguir un millón de monedas, ¿para una nueva casa? ¿por pura codicia? ¿la jubilación? A saber qué pasa por la cabecita del fontanero bigotudo.

Antes de que nos demos cuentas ya hemos terminado el primer mundo. ¿Ya? La primera sensación que nos dejan estas pantallas es que ha sido un paseo. El reciclaje de elementos de otras entregas continúa, no es algo que moleste porque la fórmula funciona bien, es divertido y que tiene esa esencia que tienen casi todos, algunos no olvidamos aberraciones como Hotel Mario, los títulos de esta gran saga.



El primer contacto ha sido bueno, una aventura de corte clásico con quizá pocas innovaciones pero estamos ante una primera toma de contacto. En breves, os traeremos un análisis al completo con todos los detalles.


Vía/ vidaextra
Vídeo/ youtube

PD: Y bueno, ahora se entiende mas las propuestas de Mariano Rajoy xD.


No hay comentarios:

Publicar un comentario